Anniandrea’s Weblog











Acaso solo hay patanes?

LA DISCREPANCIA NO JUSTIFICA LA INTIMIDACIÓN. Martha Roldós Bucaram
Julio 12, 2008 | Por: Martha Roldos Bucaram |
 
En la cadena radial del presidente de la República del sábado 12 de julio de 2008, el Ec. Rafael Correa hizo, una vez más, gala de su capacidad para descalificar a cualquiera por el simple hecho de discrepar con el criterio del  gobernante. En este caso el aludido fue el ciudadano ecuatoriano Emilio Chong, quien está en contra de que la Refinería del Pacífico se construya cerca del bosque húmedo de Pacocha que pertenece a la Región Tumbesina, rica en agua dulce y fuente única del recurso para toda la Región. La Posición del presidente es distinta, pues plantea construir una refinería sin estudios de impacto ambiental previos que lo sustenten. Pero ese no es el problema, la discrepancia en sí no es el problema, lo de fondo y lo que rechazo enfáticamente es la INTIMIDACIÓN. La salida, que más bien es sentencia, del presidente fue decir en su cadena radial: “El peluconcito de Guayaquil que defiende los tiburones no es de Manabí es de Guayaquil, en otra ocasión hay que sacarlo a patadas”. Hasta “fumoncito” le dijo. ¿Algún prejuicio con los ambientalistas de pelo largo señor presidente?
¿Acaso los ecuatorianos no podemos tener opinión y acción sobre los problemas  nacionales?, es decir que los guayaquileños solo pueden opinar sobre temas de Guayaquil y nada más?, eso es absurdo, señor presidente. Por qué usa como argumento el lugar de nacimiento para descalificar argumentos?, y, entre líneas,  ¿se da cuenta de que está incitando a la gente a la violencia directa al decir “sáquenlo a patadas”?,  ¿acaso estamos entrando en un régimen de terror desde la intimidación? Gravísimo.
No puede ser que la discrepancia con cualquier tesis que maneje el gobierno de turno sea justificación para la descalificación. Si hay que debatir, debatamos!! A eso no le debemos tener miedo, peri sí hay que rechazar la intimidación.
Nuevamente, señor presidente, reclamo a usted respeto para los ciudadanos que no concordamos con sus formas y sus prácticas políticas, y una mínima coherencia con la posición de la Asamblea Constituyente sobre la naturaleza, más aun cuando hoy tiene derechos.
Por el derecho a discrepar y el rescate del debate,
 
 
Martha Roldós Bucaram

 

 

 

 

 

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: